Quienes somos

Residencia Santa Mariñe

La Residencia Santa Mariñe se encuentra en Urduliz, en un entorno verde y tranquilo, al resguardo de las Peñas de la Hermita de Santa Mariñe, junto al Club Hípico Urdúliz y el futuro Hospital de Uribecosta.

Situada a 100 metros de la estación de metro del nucleo urbano de Urduliz y con un servicio de autobuses cercano, la accesibilidad en transporte público está garantizada.

Se trata de un edificación totalmente nueva e integrada en el paisaje que se levanta, fundamentalmente en planta baja, sobre un terreno de más de 11.000 m2 , gozando de amplias terrazas y jardines.

Consta de 29 habitaciones individuales y 16 dobles, cada una de ellas con baño, armario individual, camas articuladas eléctricas, y en su mayoría, de salida a terraza propia y jardín.

Las habitaciones están dotadas de toma de televisión, teléfono, alarmas contraincendio, megafonía, pulsadores de llamada a la central, tanto en habitación como en baño, y luz de sueño.

Los baños están preparados para la movilidad en silla de ruedas y disponen de ducha termostática.

La luminosidad natural que prima a lo largo de los pasillos interiores, salones y diversas estancias, junto al decorado del mobiliario, hacen de todo el espacio interior, un lugar de descanso cálido y confortable para nuestros mayores.

Residencia Santa Mariñe

OBJETIVOS

Partiendo de la filosofía de querer ofrecer a nuestros mayores un hogar donde prime el trato familiar, trabajamos las 24 horas del día por cubrir sus necesidades y lograr que disfruten de la máxima calidad de vida.

Queremos ayudar a nuestros residentes a mantener y estimular sus capacidades y habilidades, así como potenciar su autonomía personal para que puedan minimizar su dependencia.

Bajo el principio de calidad y dirigido a la atención de nuestros residentes en todas sus facetas, trabajamos para:

  • Animar y coordinar sus necesidades
  • Promover su bienestar creando un ambiente cálido y acogedor que potencie su desarrollo individual
  • Potenciar su seguridad e identidad en el centro, superando los aislamientos e individualismos característicos de las personas mayores.